jueves, 29 de julio de 2010

Pantalla secuestrada

http://blogs.eluniversal.com.mx/weblogs_detalle11731.html

Les dejo la entrada de Mario Campos (@mariocampos) para que vean de que se trata el desmadre... a ver si el clon de blogs Americo Basurto tiene los huevitos de hacer lo correcto...


"En las ultimas 48 horas la prensa mexicana ha vivido uno de los peores momentos de toda su historia. Porque si bien desde hace mucho se ha dicho que a veces son los narcotraficantes los que definen su agenda -al colocar las llamadas narcomantas, colgar o decapitar a sus rivales pensando en la cobertura que recibirán- nunca se había afirmado de forma tan literal y con absoluta certeza. La evidencia está en una nota del periódico Milenio publicada el miércoles 28 de julio en la que confirma la transmisión - a petición de un grupo del crimen organizado - de tres videos tomados de un blog dedicado al narcotráfico.
La revelación, incomprensible en cualquier otro contexto, sólo adquiere sentido cuando se lee que esa transmisión es el pago - no se aclara si total o parcial- por la vida y la libertad de uno de sus periodistas secuestrado hace unos días en Durango mientras cubría las protestas a las puertas de un penal, lugar del que presuntamente los internos salían con el aval de la directora para asesinar a integrantes de bandas rivales.

Lo que acaba de ocurrir en México es el secuestro de un grupo de periodistas -pues también fueron "levantados" otros tres, dos de la empresa Televisa y otro de un medio local- que por extensión ha tomado por rehén a todo un medio de comunicación. De tal forma que estos grupos no sólo secuestran, torturan e interrogan a sus blancos para grabarlos y subir sus mensajes a youtube y a una serie de blogs dedicados a darles difusión, sino que ahora también han logrado imponer sus deseos de difusión y propaganda a uno de los dos canales en el país, Milenio Televisión, dedicados a difundir noticias las 24 horas del día

Si bien es gravísimo que esto haya ocurrido nadie puede reprochar a los directivos que cumplieran con esa condición de los secuestradores. Los rehenes están en esa situación porque estaban cumpliendo una asignación de sus jefes y sería criminal que ahora los dejen solos. Se entiende que la decisión no sea nada fácil y es respetable que al final hayan optado por entregar ese espacio con el fin de salvar sus vidas.

Sin embargo como país no podemos aceptar que estas cosas estén pasando literalmente frente a nuestros ojos y que ni siquiera sean tema. No se comenta, no se difunde- aunque esté publicado en el diario- , y sobre todo, no se analizan las opciones para evitar que esto vuelve a ocurrir, al tiempo que se siguen difundiendo, y por elección, los videos en que narcotraficantes interrogan a sus víctimas como si lo que ahí se dice, en esas condiciones, tuviera alguna validez.

Algo tenemos que hacer porque no podemos entregar los medios a los narcos. Porque no podemos dejar que sean ellos los que ahora en los medios nacionales definan qué es noticia y cómo debe ser presentada la información, como en los hechos ya lo hacen a través del terror que ha llevado a la autocensura en varias zonas del país en las que el periodismo prácticamente está muerto.

¿Vamos a dejar que pasen estas cosas sin hacer un alto para entender su dimensión?, ¿podemos registrarlas simplemente como una anéctoda más en la historia de terror que está atravesando el país o discutimos en serio las respuestas antes de que no quede margen ni siquiera para la reflexión? Son preguntas que reclaman urgentemente atención."

2 comentarios:

M t dijo...

Pues es hora de que les den proteccion a los reporteros y a los medios de comunicasion, por un lado, que vivan y/o trabajen dentro de una zona militar y alli den la nota. Por otro lado que les faciliten "comandos blancos" a los periodistas para que se les proteja mientras hacen su trabajo. Por ultimo, que se declare delito grave a quienes secuestren y maten periodistas. la cosa esta tremenda y horrible con estos narcos que se disputan el control y con la bola de narco-politicos que estan descuartisando a Mexico.

Nydia Pando. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.